Viajar con mis amigas lo mejor que me podía pasar.

Llegué a Cuzco después de mis 15 horas de autobús… y no me dió “el mal de altura” pero estuve 2 días atontada y el malestar de estómago me ha durado casi 1 semana, ya estoy mejor y adaptada. Me habían avisado que tenía que tener cuidado con los taxis y con los alojamientos, que a veces te llevan a otros sitios y no te das cuenta, yo no lo entendía… pero lo viví en primera persona.

Seguir leyendo