Comunidad: La casa de los niños

El 1 de septiembre llegué,después de las “vacaciones”, a la casa de los niños, llegué como voluntaria para colaborar en lo que pudiese tratando niños con kinesiología

A este proyecto llegué gracias a Virginia, una chica que conocí en Cuzco, le estaré eternamente agradecida por insistirme en que fuera a visitar el proyecto y a conocer a Tania, razón llevaba en que me iba a gustar. Seguir leyendo