Mi corazón tiene razones que mi razón no entiende

El único plan que tenía era ir al festival que se iba a celebrar en la eco aldea Yanapay durante el fin de semana del 17 de Octubre y luego simplemente no tenía nada en mente, lo único que sentía que tenía que hacer era descansar y pasármelo bien, que mi tiempo de voluntariado había terminado y que ahora era un tiempo para mi.

En el autobús hacia Perú  disfruté la sensación de saber que podía hacer lo que quisiera, tenía todas las posibilidades abiertas, sólo tenía que elegir cual me hacía más ilusión y emprender el camino.

Seguir leyendo